El cambio climático no pasa desapercibido por ninguno de los ámbito de  nuestra vida ¿Sabías que en las próximas décadas la seguridad alimentaria también se verá afectada? Puede que te lo hayas planteado antes o puede que no, pero este hecho tiene relación directa con la cantidad de riesgos que van surgiendo relacionados con los alimentos, su utilización, la cantidad nutricional o la estabilidad de los precios. Hoy queremos contaros algunas de las razones por las que cambio climático y alimentación están estrechamente ligados.
Alimetos en mal estado

Alimentos en mal estado

Cinco son los riesgos principales fruto del cambio climático que están directamente relacionados con los alimentos, como son:

Calentamiento del océano por culpa del cambio climático

Estudios afirman que podría producirse la aparición de nuevas bacterias en los ecosistemas a causa del calentamiento en los océanos. Además, cada vez hay más riesgos relacionados con el bienestar animal y su salud.

Plagas y parásitos

Los vegetales serán uno de los alimentos más afectados por el cambio climático a causa de las amenazas biológicas a los que cada vez más se exponen. Además, las plagas y parásitos aumentarán en Europa cada vez más.

Los contaminantes están  relacionados con organismos como bacterias, hongos, algas, etc. Y su crecimiento está afectado por el cambio climático, como pueden ser las algas nocivas.

plagas de insectos

Plagas de insectos en alimentos

Contaminantes para la salud

Se puede dar lugar a contaminantes en los alimentos que pueden llegar a tener grandes riesgos para las personas.

Además, la calidad nutricional se relaciona con la deficiencia de micronutrientes, que a su vez se puede generar por las emisiones de dióxido de carbono, haciendo que se reduzca el contenido de alimentos de primera necesidad a nivel global.

Alimentos en mal estado

Fresas en mal estado

 

Cambio climático: disminución de nutrientes

Si los riesgos se materializan, habría que realizar una aceleración de técnicas tecnológicas para conseguir ofrecer alimentos y dietas adecuadas a toda la población.

Por esta razón es importante adaptar medidas como son las nuevas prácticas agrarias, almacenamiento de agua y riego, entre otras, mediante tecnologías que frenen realmente el impacto ambiental.

En Yo Colaboro con el Medio Ambiente queremos que cada uno de nosotros fomentemos buenas prácticas y pequeños gestos respetuosos con el medio ambiente para no llegar a esta situación. La falta o el mal estado de nutrientes puede tener consecuencias muy graves a nivel mundial y, como suele ocurrir, las personas más vulnerables serían las principalmente afectadas.

Desde nuestra iniciativa os animamos con pequeños gestos dar grandes soluciones al planeta, ¡Únete a nosotros!